Casual tu, casual yo

Desde la aparición de Wii hay un termino que se ha ido extendiendo. Un termino con gran carga de desprecio y odio. Que te llamen casual esta solo un peldaño por debajo de hijodeputa.
Los juegos casual han conquistado el mercado, gustan a niños, novias, monjas y zurdos. De hecho, esos juegos casual son los que han hecho que ellos se acercasen a un medio/industria que no les interesaba lo mas mínimo.

Con el Wii Fit se me va a quedar un culin para cascar nueces...

Pero claro, esto ha hecho que lo casual sean la actual bestia negra de los videojuegos (antes lo fueron los FPS o las cinemáticas con actores reales) ¿Pero es para tanto? ¿viene lo casual a violar nuestros perros, matar a nuestras madres y podar nuestros setos?
Lo casual no es nuevo, ha existido siempre. Desde siempre han existido juegos que gustaban principalmente a chicas o padres. El problema ha sido la explosión de Wii, que no ha hecho mas que generar desconfianza en los gordos y pajilleros hardcore gamers.

Hardcore Gamer puro
Con esta foto en mi perfil de Badoo me voy a cansar de frungir...

¿Juegos con los que hacer yoga? ¿cuidar bebes/cachorros? ¿diseñar vestidos? ¿juegos en los que no hay competición, sino un concepto suave y accesible de la diversión? Pues eso ha sido tomado como una afrenta por un % de los jugadores tradicionales. Pero lo mas grave no es que existan estos juegos, sino que venden y mucho…
Satanizar (ademas de un verbo de lo mas molón) nunca es bueno. Hay juegos denominados casual que no son precisamente clones desalmados de Adivina ser… (que grande es Ubisoft con esta linea de juegos de coste casi nulo y que generan beneficios), sino que hay muchos juegos muy cuidados y atractivos. El ejemplo perfecto es Angry Birds. Ha salido en todas las plataformas móviles y mas y ha vendido no mucho, sino muchisisisisimo. Y como ha salido para tantísimas plataformas y dispositivos que llevas siempre encima, pues ha provocado que haya llegado a un publico muy diverso ¿Por que? Porque es un juego muy sencillo, un diseño muy cuidado, un motor físico magnifico y un mecánica directa y accesible. Pero esa accesibilidad no dura siempre, que es lo que hace que no sea el típico juego que dura 10 minutos instalado. Angry Birds permite que cualquiera juegue y avance durante muchos niveles, los necesarios y suficientes para que se aprenda tácticas sin tener que sufrir un tutorial. Pero poco a poco se va llegando a un punto donde es necesario un conocimiento del juego en profundidad, es decir, exige una puntería, precisión y conocimiento de las físicas del juego que llevan la experiencia a un nivel hardcore.

Pero esto no es mas que un ejemplo, porque esto mismo también pasaba hace décadas con el Tetris. Hace años, las madres se aferraban a la Game Boy y desarrollaban unas habilidades en los niveles mas difíciles dignas de jugadores coreanos profesionales.
Al final todo se reduce a etiquetas. Etiquetas que limitan, lastran y castran.

Nota: algún día le dedicare una entrada a otro de los demonizados, los juegos del Facebook.

Dejame, que estoy plantando en mi granja ¡Mierda! Se ha perdido una vaca...
Anuncios
Casual tu, casual yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s