Black and White (no, no es el juego de Molyneux)

Cuando mas debo estudiar menos lo hago. Lo que implica perder aun mas tiempo del normal delante de esta cosa. Y aunque como todo el mundo sabe, Internet is for porn, también se pueden encontrar juegos indie la mar de adictivos.

Este es el caso de Black and White, un puzzle-game en el que controlamos dos personajes (si, lo habéis adivinado, uno es blanco y el otro negro) que hacen exactamente lo contrario. Y no hay mucho mas, porque una mecánica tan sencilla se convierte en un juego muy adictivo.

Black and White
El amor interracial es posible si no hay vuvuzelas de por medio.
Anuncios
Black and White (no, no es el juego de Molyneux)